Épiphanie éphémère

Fugaz epifanía de una existencia

63. La vida moderna.

Es cierto, ya había visto a otros pasar por ello, pero nunca hubiese estado lo suficientemente preparado para soportar su traición, impasible y sin llanto. Y me duele, me duele que ella ya no esté en cada una de mis noches y en todos los rincones de mí cama. Me duele, y… ¡Maldición!¿quién se ha metido en mí granja y robado las cosechas! ¡Me jode que no me dejen tranquilo! ¡Por Dios! ¡Alguien que me regale unos tejados, por favor, solo me falta eso para terminar mí granja!

Anuncios

Filed under: amor locura y muerte, ,

5 Responses

  1. Glen dice:

    Creo que tengo pedazos de zinc si los quieres..

  2. geRar !* dice:

    O.O todos los dias me sorpendes mas , o no se si es que me asustas mas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: