Épiphanie éphémère

Fugaz epifanía de una existencia

48. Malas compañías.

Lo juro. No quise atropellar a ese señor, sólo a su perro. No es mí culpa que anduvieran juntos.

JdDios.

Anuncios

Filed under: y otras consecuencias

3 Responses

  1. Glenoscka dice:

    Jajajaja!!!! pues no pasearé a los míos..

  2. Glenoscka dice:

    La próxima vez tienes que tener cuidado..

    • JdDios dice:

      Ya no habrá próxima vez. Eso sí, si alguien más se atreve a pasear un perro al que quiera atropellar, se fastidió. No es mí culpa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: