Épiphanie éphémère

Fugaz epifanía de una existencia

30. Suicidio en la Santa Valeria.

Ray Charles – Hard times (No one knows better than I)

 

Miércoles, 7 de octubre, 2009.

Querido amigo,

Lo ha hecho: Después de todo Armando tenía razón. Es cierto, todos sabíamos que Lucas era demasiado frágil, que no lo soportaría, sin saber porqué, todos los sabíamos; pero no de este modo, amigo, esto parte el alma. Los niños no comprendían nada: Jugaban, amigo mío, ¡jugaban! Tío Paolo, me dijo el pequeño Pablo, ¿cuándo despertará papá? Está muy sucio y debe lavarse. ¡Me parte el alma tanta inocencia!

Aquella noche habíamos quedado en reunirnos en el bar de calle Magenta. Ya sabes,  nuestras cotidianas reuniones para no hacer nada hasta amanecer, para detener el tiempo. Eran ya las diez. Eloise había marchado hacía dos horas: Recogería a los niños a lo de Florence y pasaría a por Lucas, el muy tontín, nos dijo, debió quedarse dormido mientras miraba las manchas de pintura en el techo. Marco se ofreció a buscarlos. Te lo digo, amigo mío, su envidia ya era tal que disfrutaba interrumpirles. Yo le acompañé, a pesar de su renuencia.

Tardamos unos veinte minutos en llegar a su departamento. Cuando entramos -no ponían seguro a la puerta-, nos instalamos. Dimos voces a los muchachos y Marco fue a la despensa a preparar unos tragos. Yo estaba sentado en el sofá cuando entró Helen, la pequeña Helen. Sonreía. Le pregunté por Lucas y volvió por el pasillo que da a las habitaciones, riendose estridentemente, mientras llamaba a Pablo a jugar. Marco se acomodó en el sofá y llamó nuevamente a los muchachos. Y entonces apareció Eloise.

Nunca antes la habíamos visto así. Su rostro no tenía expresión alguna ¡aquella no era Eloise! Te lo digo, mí amigo, con tan sólo verla, Marco y yo sabíamos que le habían arrebatado algo, algo muy importante. Marco le habló, intentó hablarle. Eloise solo fue a la nevera, se sirvió un vaso con agua y se quedó parada ahí mismo. ¡Nos asustó! Pasó un minutos, dos, y no reaccionaba, ni siquiera cuando el vaso se le resbaló entre los dedos. Marco se levantó y fue adónde Eloise. Al instante comprendí que algo no andaba bien: Helen le gritaba a Pablo que no hiciera ruido, despertaría a papá y a continuación rompía en carcajadas, la frialdad de Eloise y dónde estaba Lucas. Así que fui a la habitación y lo encontré.

Joel, si discutíamos en los bares cómo enfrentar al tiempo, amigo, aquella visión sin dudas lo logró, sin necesidad de palabra alguna. No sé cuánto tiempo pasó desde entonces, la sangre, Lucas allí tirado, Eloise desmayada en el sofá, Marco al teléfono, Marco abriendo la puerta, los niños en el balcón, Marco recibiendo al gendarme, Florence llevándose a los niños, Marco y yo dando las declaraciones al señor del bigote, Eloise saliendo por la puerta… Todas esas visiones se amontonan en mí cabeza y forman una sola secuencia, un mismo hecho, sin orden ni explicaciones.

Alrededor de las tres, los muchachos llegaron al departamento. La policía no los dejó entrar y al cabo de una hora, nos pidieron salir a nosotros también. Allí parados: Marco, Armando, Florence, Helen, Pablo, Beatriz, Amalia y yo, sin decirnos una palabra nos dispersamos. Por dos noches ninguno fue al bar. Ayer el oficial del bigote nos habló, suicidio. Nos devolvió la carta que Lucas dejó a Eloise, hasta el momento la desconocíamos. Sin saber cómo, el grupo se enteró de la nota y hoy fuimos llegando uno tras otro a la mesa central del bar de Osvaldo. Desde aquí te escribo -Beatriz va a las oficinas del gobierno local a no sé qué asunto y se ha ofrecido a poner la carta al correo, es una buena muchacha-. Todos seguimos preocupados.

P. D.

Florence me acaba de pedir que me mude con ella, no puede sola con los niños y Eloise no ha vuelto. Te envío la carta de Lucas. es remota, pero existe la posibilidad de que Eloise se ponga en contacto contigo; si es así, por favor, avísanos.

Tu amigo, Paolo de Giordini.”

JdDios.

Keith Jarret – Blame me in my youth meditation.

Anuncios

Filed under: amor locura y muerte, , ,

16 Responses

  1. Glenoscka dice:

    “Los mortales son unos tontos”, exclamó Hades con ironía..

  2. Glenoscka dice:

    Desde el Inframundo, Hades ríe con aquella sutilieza que lo describe perfectamente, observando aquel inmortal que no se deja sucumbir a la seducción maléfica de Afrodita, y se pregunta: Y si fuera mortal..?

  3. Glenoscka dice:

    Y Afrodita ríe con malicia al ver que tantos ojos la desean, tantas manos buscan con premura acariciar su piel de ébano, y que tantas bocas buscan besar sus labios, pero ella juega con el corazón mortal, porque sabe que puede obtener lo que quiere..

    • JdDios dice:

      pero yo no, pero yo no… cual Rey de Ítaca ante Escila y Caribdis, no sucumbo a las dulces melodías de su piel y su belleza… ¡oh, perversa eternidad que me condena!

  4. Glenoscka dice:

    Determinarlo todo significaría encontrar todas aquellas dudas que nublan la mente y que opacan la luz que entra al alma..

  5. Noumi dice:

    Escondido, mas alla de donde estan los lamentos, hay un pequeño hueco que todos os humanos compartimos…encontrarlo lo determinaría todo.

    • JdDios dice:

      Aquel que fuera el más astuto de todos los hombres, empuja hoy una piedra, una y otra vez, por toda la eternidad…
      Al portador de luz le fue proscrito el cielo, por su soberbia ante el Altísimo…
      Incluso aquel que en favor de los mortales, enfrentó al mismo Padre de los dioses, yace hoy encadenado, y el águila atenta…

  6. Glenoscka dice:

    …:) ya te imaginaba en España..

  7. Glenoscka dice:

    la carita? gracias..me siento mejor, porque anoche, al leer la carta, casi me puse a llorar, sin haber conocido a Eloise, o hablado con Lucas, y ya pensaba en los dos..por cierto, no vives en RD, verdad?

  8. Ernesto dice:

    que tragico :s
    mira lo que postee para que te olvides d los malos ratos 🙂

  9. Glenoscka dice:

    ……no se que decir ahora….porque lo hizo? Ella murio verdad, luego de eso?

    • JdDios dice:

      Ya estoy transcribiendo las próximas dos cartas: relatan que sucedió con Eloise, los niños, Paolo y varios en el grupo, en los días posteriores al suicidio de Lucas. Ahí están los detalles, yo no quiero intervenir en la historia más de lo necesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: