Épiphanie éphémère

Fugaz epifanía de una existencia

41. Lucas y la genética.

Al principio Lucas dejó que Lucas atendiera sus llamadas e hiciera las compras. Paulatinamente dejó de hacer aquello que le desagraba, y Lucas sustituyó a Lucas en las reuniones de egresados, en las fiestas de cumpleaños y en las visitas a la tía Agatha.

Al cabo de varios meses ya no le veíamos. Es cierto, estaba Lucas en su lugar, pero no era lo mismo. Así, era Lucas y no Lucas quien nos visitaba, Lucas y no Lucas en el bar, Lucas y no Lucas con la ropa de Lucas, siempre Lucas y nunca Lucas. Todos le extrañábamos.

Hoy día, extintas las mancuspias y ante la sospechosa escacez de gatos y panaderos en la ciudad, no sabemos con certeza si ya es a Lucas a quien vemos o si aún se trata de su clon.

JdDios.

Anuncios

Archivado en: y otras consecuencias, , ,

40. joyeux Nöel et bonne année.

© http://cliketclak.skynetblogs.be/

“Lo único que hay que hacer es sembrar la ilusión…”
Manuel Mandeb.

“Querido Papá Noel:

Disculpa el silencio de los últimos años. Sé que te hace ilusión recibir estas cartas, cómo a mí el escribirlas, aún cuando ya no soy un niño. Ahora que vivo solo, no espero que mis padres dejen algún regalo debajo del árbol, mí humilde árbol con pocos adornos pero repleto de esperanza. Y a decir verdad, ya no creo la treta de los padres -grosera forma de ganar méritos-, siendo tú quien pone los regalos. Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: y otras consecuencias, , , , , , , ,

39. Lucas y la sabiduría.

Eric Clapton – Presence of the Lord.

Cuentan los hombres sabios que en la calle Velaccio Mancelutti, entre la calle Enzo Mancini y la Monument Avenue, justo después de la plaza I Vincitori, se instala un viejo trovador que, recitando viejas coplas, desvela los misterios del Universo. Lee el resto de esta entrada »

Archivado en: y otras consecuencias, , ,