Épiphanie éphémère

Fugaz epifanía de una existencia

21. ¡Deshágase la luz!

Tras un largo día de trabajo, se cepilló los dientes, se puso el pijama y ya en la alcoba, presionó el interruptor para apagar la luz. A continuación, la habitación y el sol quedaron a oscuras. Hay cosas que Dios no debería hacer sin antes pensar en nosotros.

JdDios.

Fiedrich Chopin – Nocturne in B flat minor Op.9 No.1

Anuncios

Filed under: y otras consecuencias, , ,

One Response

  1. Glenoscka dice:

    Dios siempre piensa en nosotros, aunque al prinicipio no lo parezca de esa manera..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: