Épiphanie éphémère

Fugaz epifanía de una existencia

18. ¡We are the champions! (But, who cares?)

Mientras caminaba por el parque, comprendió que la vida no tenía sentido. Entonces, pateó una lata de cerveza vacía. Como ya todo era inútil, corrió detrás de ella y volvió a patearla. Antes de golpearla nuevamente, se desanudó la corbata y decidió no regresar al trabajo aquella tarde. La sorpresa en los transeúntes no se hizo esperar.

Luego de tres horas correteando en el parque detrás de la lata, gritos, celebraciones, se detuvo un instante, ya exhausto. Sabía que era absurdo volver a casa, volver a su esposa y sus dos hijos, así que se incorporó nuevamente y, justo cuando dos gendarmes le saltaron encima, pateó la lata nuevamente. Le apresaron.

El oficial del bigote habló de locura. Yo, que me levanté de mí asiento y eché a correr, sabía que aquel hombre era el más feliz del mundo. Emboqué de bolea la lata en un tarro de basura, volcado tres metros más adelante. Mientras celebraba el gol, me echó mano el oficial más joven.

JdDios.

Queen – We are the champions

Anuncios

Filed under: amor locura y muerte, , ,

2 Responses

  1. La vida es así ¿o era el futbol?

    • JdDios dice:

      La vida… el fútbol aún es comprensible.

      Ánimos te deseo, aunque ya nada sea lo mismo… recién entiendo -parte- de lo que ha pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: