Épiphanie éphémère

Fugaz epifanía de una existencia

10. ¿Azúcar o crema, querido?

Convencido de que nunca coincidiría con el amor de su vida, dibujó un corazón en el roble del parque, escribió su nombre dentro, dejando un espacio para el de ella, y se marchó.

Tres años después, se acercó nuevamente al roble y vio dos nombres escritos. Al volver a casa, saludó a su esposa y, dándole un beso, le pidió el divorcio.

JdDios

Archivado en: amor locura y muerte, , ,

9. Besos etéreos.

Igual que tú, que me besaste

aquella noche en tu dormir,

esta noche en mis sueños

a tus labios correspondí.

Archivado en: amor locura y muerte, ,

8. Nostalgia moral.

Debo morir en silencio.

No debo llorar tu partida

ni postrarme de rodillas

ni rogar tu regreso:

entregué mi alma,

la perdí.

Desearía susurrar

nuevamente en tu oído:

“Te quiero”

Sí. Te quiero, pero no debo.

Archivado en: amor locura y muerte, , ,